Para una búsqueda óptima introduce una palabra clave.
(No olvidar incluir los acentos)
0

LA LEY DE MOORE


LA LEY DE MOORE

Allá por el año 1965, la revista norteamericana Electronics, especializada en tecnología, publicó un artículo de la mano del cofundador de la creciente empresa de informática Intel, Gordon Moore. Este artículo relataba el creciente auge de la tecnología de los circuitos integrados (futuros microchips) y de la reducción de tamaño de los transistores, dando lugar a una reducción de costes a la vez que se aumentaba la capacidad.
La ley de Moore viene a definirnos que, aproximadamente entorno cada 24 meses, se duplica el número de transistores que componen un microprocesador, prediciendo un crecimiento exponencial de su capacidad.
A pesar que esta teoría ha ido modificándose con el tiempo, principalmente de la mano de su principal teórico, G. Moore, se ha visto condicionada por la proliferación de la tecnología informática y móvil (la cual no existía o estaba en un estadio aún primigenio cuando se teorizó esta ley). Moore también considera que la tecnología de los microprocesadores tiene futuro y va evolucionando exponencialmente, aunque considera que esta evolución es finita y tiene un período de longevidad limitado por diferentes factores. Moore dedujo que en un período de 20 años esta ley se colapsaría y dejaría de cumplirse, aunque cabe indicar que a pesar de la tremenda evolución tecnológica, parece ser que aún puede apreciarse su aplicación teórica en el estudio y funcionalidad de los microprocesadores.
La aplicación de esta ley se cumple, sobretodo, en la valoración y especulación de los precios de ordenadores, smartphones y nuevas tecnologías: dónde un portátil vale hoy 2.000 € en un período de un año valdrá la mitad, y en un período de dos años (plazo descrito por la ley de Moore para la evolución exponencial de la capacidad de los circuitos integrados) dejaría de ser puntero, siendo superado por otra nueva tecnología más avanzada, de mayor rendimiento y capacidad.
A fecha de hoy, la capacidad de los transistores dentro de un microchip circuito integrado desde que se teorizó la ley de Moore se ha incrementado varios millares, pasando a datos astronómicos en comparación con los datos iniciales teorizados. Moore consideró que la venta de transistores (dentro de los circuitos integrados) que se producía cada año era equivalente al número de hormigas sobre la faz de la Tierra, pero a fecha de hoy esta comparativa proporcional se ha alejado de la realidad: la venta de transistores supera en una relación aproximada de 100 a 1 a las hormigas existentes.
A pesar de la importancia y consideración de la ley de Moore en el mundo tecnológico, y que ha servido de gran ayuda para la teorización de la evolución tecnológica y del progreso del ser humano, no se la considera una ley en su más puro sentido científico, valorándose más como una hipótesis o predicción a nivel científico.
La ley de Moore no está considerada como una ley completa en su sentido más científico, sino que se la observa como una hipótesis predictiva de cómo es y será la evolución tecnológica humana y el progreso interrelacionado.

Publicado por logotipedia_
Creative Commons By Sa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado ¡deja un comentario!
Y si no te ha gustado o crees que nos hemos dejado algo ¡deja tu comentario! ;-)

en logotipedia_ utilizamos cookies, si continúa navegando acepta su uso. Más información sobre cookies.
Política de cookies +