Para una búsqueda óptima introduce una palabra clave.
(No olvidar incluir los acentos)
0

LOS ANIMALES MÁS LETALES PARA EL SER HUMANO


LOS ANIMALES MÁS LETALES PARA EL SER HUMANO

Existe gran cantidad de artículos que tratan esta temática de manera más o menos objetiva y estadística, pero siendo honestos, es harto complicado conseguir un consenso entorno al número anual de víctimas por parte de los animales considerados más letales para el hombre. En este artículo queremos listar de manera rigurosa, realista y analítica a los animales que podríamos considerar los más peligrosos para el hombre, siempre partiendo de una correlación o hábitat interrelacionado, es decir, que en algún momento coincidan en espacio y lugar.
Para elaborar nuestra lista nos hemos valido de estudios, compendios y artículos científicos que trataban la mortalidad humana. Así mismo, los informes anuales de diferentes asociaciones y organizaciones mundiales, como la OMS (Organización Mundial de la Salud) o la fundación Bill y Melinda Gates han aportado luz y cifras aproximativas de la peligrosidad de determinados seres vivos.
Llegar a una lista clara y consensuada de los animales más peligrosos y letales para el ser humano es complicado, pero mediante un proceso de análisis y detallado estudio sobre datos y cifras estadísticas, podemos presentar una lista lo más certera y realista posible.
Para clasificar a los animales en relación a su peligrosidad para el ser humano nos hemos basado en la cantidad de muertes al año que producen, a su índice de potencial aniquilador. Hemos de dejar de lado la cultura social (o cinematográfica) que asigna a diferentes animales una letalidad no demostrada por las cifras estadísticas. El tiburón sería el principal ejemplo, siendo el animal menos mortal para el hombre en nuestra lista, aunque para la mente colectiva se presente como un "devorador de hombres".

Lista de los animales más peligrosos y letales para el ser humano

  • Tiburón: unas 10 muertes al año. A pesar de su fama de "devorador de hombres" este animal no representa un peligro elevado para el hombre. Sus ataques se deben principalmente a que confunde a los bañistas con focas, las cuales forman parte de su dieta, o simplemente son atraídos por la sangre de heridas y creen que el hombre es una posible presa. Suelen soltar tras morder cuando detectan que la presa es un hombre, aunque a veces las heridas son considerables. El film "Tiburón" de Steven Spielberg encumbró a la fama a este animal como uno de los más peligrosos del mundo, cuando nunca lo ha sido.

  • Oso: entre 10 y 20 muertes al año. La especie grizzly, natural de norte América, es la más letal, siendo la culpable del 70% de las muertes, sobretodo las hembras cuando van acompañadas de sus crías (el film "El renacido" protagonizado por Leonardo DiCaprio nos muestra uno de estos ataques).

  • Lobo: cuentan con una docena de muertes al año, principalmente en zonas agrícolas y por ataques casuales o desesperados por jaurías. También se asocia sus ataques a la férrea guerra que llevan muchos años llevando a cabo el hombre y el lobo. El hombre busca erradicar el lobo de sus tierras para la ganadería, y el lobo busca no ser desplazado o aniquilado por la acción del hombre.

  • Jaguar: unas 20 muertes al año, principalmente ataques a nativos en zonas selváticas de América central, donde son muy numerosos y agresivos. La falta de datos podría condicionar que este animal tuviera, realmente, un número mayor de víctimas anuales.

  • Tigre: contaría entre 50 y 100 muertes anuales. Muy letal cuando ataca al ser humano. Este felino es muy poderoso, pero sobretodo agresivo cuando se encuentra en su hábitat natural, principalmente Asia. Sus ataques en zoológicos, circos y otros lugares donde habita en cautiverio, tal como el león, engrosan sus estadísticas de mortalidad.

  • León: unas 100 muertes al año, principalmente en zonas de safari por parte de imprudencias de turistas o en zoológicos. Algunos cuidadores también han sufrido drásticos ataques por parte de estos animales, los cuales en cautiverio pueden llegar a mostrarse agresivos.

  • Elefante: unas 100 muertes al año. Animal pacífico, pero realmente peligroso cuando se ve amenazado, siendo letal para el ser humano. La mayoría de muertes se centran en su hábitat natural, llevado por imprudencias de turistas o cazadores. también se cuentan, pero en menor volumen, muertes en su estado doméstico, siendo atracción de feria en circos y zoos.

  • Hipopótamo: 500 muertes de personas anualmente. Se le tiene una visión de animal amable y bondadoso, pero la realidad es mucho más peligrosa: el hipopótamo es considerado de los animales más fieros del mundo. Su peso, su gran corpulencia y sus poderosas mandíbulas con unos colmillos inmensos lo convierten en un animal capaz de partir por la mitad a una persona con un mordisco. Las muertes que provoca son personas que se han acercado demasiado a su territorio, bien por desconocimiento o por atrevimiento.

  • Cocodrilo: 1.000 víctimas anuales de media. Este reptil es una arma mortífera una vez agarra a su víctima y la arrastra al agua. El ahogamiento y las severas heridas que infringen sus mandíbulas son las principales causas de mortalidad en sus presas. Los humanos que más padecen la agresividad de este animal son los habitantes del continente australiano sobretodo, donde en las zonas pantanosas estos animales suelen estar al acecho y atacar sin distinción entre animales y personas. La zona del río Nilo en Egipto y la zona sur de Estados Unidos y centro y sur América también presentan ataques de estos reptiles.

  • Medusas: 1.000 muertes anuales. La medusa, en especial la cubomedusa, estaría considerada la especie animal más venenosa y letal para el ser humano, no tanto por su veneno (no siendo de los más tóxicos del mundo animal), sino por los síntomas que produce y el peligro que representarían para una persona. Si bien puede que su veneno no sea letal de manera inmediata, sufrir los efectos de éste en el mar podría llegar a provocar la muerte por ahogamiento.

  • Escorpiones: 2.000 muertes anuales. La picadura de este artrópodo, muy venenosa en determinadas especies, provoca una toxicidad considerable, llegando a provocar la muerte en miles de casos. Dependiendo de la especie de escorpión (el dorado es de los más mortales), de la víctima (edad, peso, estado físico...) y de la zona (con medios médicos eficientes y posibles antídotos), existirán más o menos probabilidades de sobrevivir a su picadura.

  • Solitaria o tenia: unas 2.000 víctimas anuales. Como su primo hermano ascárido, estos gusanos platelmintos o parásitos intestinales pueden llegar a provocar miles de muertes anuales. El más conocido es la solitaria o tenia, la cual puede crear deformidades, graves daños internos o síntomas como la pérdida de peso, la dificultad para conciliar el sueño, náuseas, dolores gastrointestinales, nerviosismo o falta de apetito. Infectarse con la tenia viene provocado por el consumo directo de sus huevos, los cuales pueden encontrarse en la verdura, carne de cerdo cruda o otros elementos que no han sido bien higienizados o cocinados.

  • Ascaris o gusano redondo: 2.500 muertes anuales. Estos parásitos intestinales pueden llegar a ser muy peligrosos para el ser humano, pues la infestación interna por parte de ascáridos puede provocar patologías mortales como la ascariasis. Esta enfermedad está muy extendida, afectando a una cuarta parte de la población mundial, considerada la infección helmíntica más extendida.

  • Arañas: 3.000 muertes aproximadamente al año. El gran número de arañas venenosas que existen y la presencia en prácticamente todos los climas (menos los climas fríos), facilita que podamos encontrarnos con una araña venenosa durante nuestro día a día, y dependiendo de la especie y del país y de la facilidad de acceso a tratamientos y sueros, se pueda sobrevivir o no a sus picaduras. En países del sur de América las muertes por este tipo de animal son muy elevadas, principalmente al disponer del mayor número de ellas, a la vez que las más letales y agresivas del planeta (la araña del banano o araña errante brasileña sería un ejemplo).

  • Caracol de agua dulce: este molusco gasterópodo llega a provocar cerca de 10.000 muertes anuales. La OMS considera que varios millones de personas en el mundo están afectadas por la esquistosomiasis, una enfermedad mortal que propagan estos caracoles infestando de parásitos las aguas que colonizan y habitan provocando graves infestaciones en seres humanos. Curioso, nadie podría imaginarse la peligrosidad de este lento y pequeño animal.

  • Los chinches: 10.000 muertes anuales. Aunque parezca mentira, este pequeño insecto es una gran amenaza para el ser humano. Se alimentan de la sangre de otros animales, son hematófagos, y hay una especie que habita en los colchones en mal estado o con poca higiene, que pican considerablemente a las personas durante el sueño. Sus picaduras pueden inocular virus y bacterias letales para el ser humano (como la enfermedad de Chagas), provocando enfermedades y epidemias que producen miles de muertes al año. El continente africano es el que más padece este pequeño y letal animal.

  • Mosca tse-tse: 10.000 muertes. Esta mosca, muy similar a la mosca común, se encuentra principalmente en el continente africano y es la principal responsable de transmitir la enfermedad del sueño. Su letalidad se va frenando año tras año, pero sigue siendo elevada en países con pocos recursos económicos y por ende, pocos recursos sanitarios y asistenciales. La letalidad de este insecto décadas atrás, sobretodo durante el expansionismo colonialista, fue cuantiosa, sobretodo para los colonizadores europeos, no habituados a este tipo de enfermedades.

  • Perros: entre 20.000 y 30.000 víctimas humanas. A pesar del elevado número, hemos de tener presente que la inmensa mayoría de muertes se deben al contagio de la rabia o enfermedades infecciosas relacionadas, principalmente por mordiscos. Las muertes por ataques de estos animales son muy escasas, sobretodo si tenemos en cuenta la presencia y el volumen de estos animales en la vida cotidiana del ser humano.

  • Serpientes: entre 50.000 y 125.000, puestos que los estudios son muy variados. Aunque principalmente son letales para el hombre por su veneno, no hay que olvidar las muertes por las grandes serpientes, la boa o la anaconda. La alta presencia de estos reptiles por casi todo el planeta, la letalidad del veneno de algunas especies (como la cobra, la serpiente de cascabel, la mamba verde o el taipán) y la agresividad que demuestran cuando se sienten amenazadas han provocado una gran cantidad de muertes.

  • Mosquitos: entre 700.000 y 1.000.000 de víctimas anuales. Este insecto transmite diversas patologías al ser humano cuando le inocula su saliva tras la picadura, cargada en muchos casos de bacterias y virus de enfermedades como la malaria, el dengue, la fiebre amarilla o la encefalitis, entre otras. La letalidad de la malaria, por ejemplo, se cobra un gran número de muertes en zonas como el continente africano. La presencia de este insecto en todos los continentes (menos en la Antártida) y la facilidad para su procreación y expansión, lo catapultan a la primera posición de la lista de animales más letales para el ser humano. Ni tiburones, ni leones, serpientes o osos, el diminuto y molesto mosquito es la mayor amenaza para nosotros.


Aunque tras leer la lista, seguro que más de uno os habréis preguntado en qué puesto aparecería el hombre. Pues no en vano, es sabido por todos que el ser humano es un animal letal para cualquier especie, incluida su propia especie. Según estudios estadísticos e informes de diferentes asociaciones y estamentos gubernamentales, como la ONU o la Cruz Roja, el hombre provoca unas 500.000 muertes anuales, principalmente por conflictos armados. La cifra es discutible, pero sería una media de varios años de medición, pues las cifras varían de año a año teniendo en cuenta la presencia de guerras o conflictos armados. Años de paz aportan menos muertes, aunque también aportan muchas muertes (la delincuencia, criminalidad, atentados terroristas, entre otras causas, se muestran como elementos de letalidad para el hombre siempre presentes); los años de guerras o dictaduras presentan repuntes alarmantes de muertes humanas. Recordemos las vergonzosas cifras que se manejan en la Primera o Segunda Guerra Mundial, o la Guerra del Vietnam, la revolución popular socialista china, la Guerra de Irak, los jemeres rojos... Porqué el hombre es un lobo para el hombre, ¿o deberíamos cambiar el refrán por "el hombre es un mosquito para el hombre"?

Publicado por logotipedia_
Creative Commons By Sa

curiosidades, mundo animal, naturaleza

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado ¡deja un comentario!
Y si no te ha gustado o crees que nos hemos dejado algo ¡deja tu comentario! ;-)

en logotipedia_ utilizamos cookies, si continúa navegando acepta su uso. Más información sobre cookies.
Política de cookies +