Para una búsqueda óptima introduce una palabra clave.
(No olvidar incluir los acentos)
0

¿QUÉ ES LA SUCESIÓN DE FIBONACCI?


¿QUÉ ES LA SUCESIÓN DE FIBONACCI?

La sucesión de Fibonacci es un concepto matemático que se basa en la sucesión logarítmica de los números naturales que sumados de dos en dos con su anterior dan lugar a una cadena infinita. Así, la sucesión de Fibonacci empezaría por dos números naturales, los dos primeros, es decir, 0 y 1, la suma de los cuales daría 1 (0+1=1). Siguiendo el principio logarítmico que definió Fibonacci sumaríamos ahora el resultado obtenido con el número anterior: 0, 1, 1 ⇒ 1+1=2

0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377, 610...

De este modo, obtenemos una suma constante que nos da como resultado un número que siempre tiene una relación logarítmica con su anterior, a modo de ejemplo más sencillo lo expondremos mediante un par de secuencias gráficas:
La sucesión de Fibonacci es la regla logarítmica que establece una correlación de números que ofrece una proporción áurea, es decir, se aproximan considerablemente a la proporción perfecta, muy presente en la naturaleza.
Fibonacci, de nombre real Leonardo Pisano, fue un matemático italiano que, con gran afán y acierto, introdujo los números árabes en la Europa medieval, dejando de lado los números romanos y estableciendo una base decimal (sobre diez números) con un valor neutro o nulo (el cero). A pesar de sus intentos por introducir la matemática árabe, no pudo esquivar críticas y oposiciones a sus criterios científicos. Tras periplos de crítica, finalmente Fibonacci pudo establecer una consciencia generalizada sobre la importancia de los números árabes en las matemáticas, considerados éstos por el matemático italiano como muy superiores a los números latinos, limitados para la concreción y estudio de las ciencias, sobretodo la relacionada con los cálculos o la aritmética.
Fibonacci redactó gran cantidad de estudios, libros y compendios matemáticos, pero ha pasado verdaderamente a la posteridad por el establecimiento de la sucesión que lleva su nombre, la cual, posteriormente, ha dado sentido y base matemática al número áureo, así como definición y cálculo a la espiral dorada o espiral áurea. La base logarítmica de la sucesión de Fibonacci no termina aquí, sino que va más allá y establece una aproximación asombrosa al número áureo φ (1.618034...) al realizarse una división entre dos números contiguos de la propia sucesión. Es decir, se establece una causalidad entre la sucesión de Fibonacci y la denominada proporción perfecta, número dorado, razón dorada o números áureo. Veámoslo:

- Cogemos dos números al azar de la sucessión de Fibonacci, por ejemplo 3 y 5 (que sumados darían el siguiente número, 8) y los dividimos: 5÷3=1'6666666... Esto sucedería con cualquier otra división de la sucesión.

La sucesión o secuencia de Fibonacci está ampliamente presente en la naturaleza, encontrándose en múltiples estructuraciones biológicas, como ahora podrían ser flores, árboles, arbustos, hojas, frutos, e incluso en conchas marinas, colmenas, apéndices de animales... Muchos científicos asimilan incluso la sucesión de Fibonacci a la belleza, la antropomorfia humana y la formación de las galaxias.

Publicado por logotipedia_
Creative Commons By Sa

ciencia, cifras curiosas, matemáticas, teorías

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado ¡deja un comentario!
Y si no te ha gustado o crees que nos hemos dejado algo ¡deja tu comentario! ;-)

en logotipedia_ utilizamos cookies, si continúa navegando acepta su uso. Más información sobre cookies.
Política de cookies +