Para una búsqueda óptima introduce una palabra clave.
(No olvidar incluir los acentos)
0

¿QUÉ ES UN SÚCUBO?

¿QUÉ ES UN SÚCUBO?

¿QUÉ ES UN SÚCUBO?

Para entender que era o es un súcubo (dependiendo del grado de aceptación y creencia en este tipo de contextos imaginarios), debemos trasladarnos a la concepción cultural, filosófica y religiosa de la baja edad media. Para la sociedad de aquella época las explicaciones a determinados estados fisiológicos eran de complicada respuesta, motivo por el cual la conceptualización de ese período conllevaba a determinar respuestas a este tipo de situaciones o estados.
Los súcbos eran demonios medievales, siempre con forma de mujer extremadamente bellas, que seducían a los varones durante la noche para provocar eyaculaciones involuntarias.
El súcubo (del latín succubare: estar o descansar debajo) nace de las poluciones nocturnas (eyacular durante el sueño) y la parálisis del sueño (estados de inmovilidad con estados de ansiedad y percepción parcial de la realidad). A falta de respuestas científicas, la mentalidad de la época dio con un tipo de respuesta centrada en una visión mitológica y religiosa, pues los súcubos preferían a los hombres de fe para llevar a cabo sus acciones.
Los súcubos eran definidos como bellas mujeres, muy atractivas y sensuales, las cuales utilizarían estos dotes para seducir a los varones, principalmente adolescentes y hombres de fe, tales como monjes o clérigos, siempre en sus sueños y fantasías sexuales. De esta forma, los súcubos conseguían que el varón eyaculara y apoderarse del semen, del cual se creían conseguían la energía vital para mantenerse jóvenes y bellas. 
Los súcubos surgieron para dar respuesta en una época en la que se carecía de respuestas científicas a diversos aspectos fisiológicos, a la par que se quería excusar acciones consideradas pueriles o pecaminosas para los religiosos de la sociedad medieval.
Los súcubos eran considerados demonios, los cuales para conseguir sus objetivos rehusaban de usar el miedo o la violencia, únicamente urdían planes para la seducción, incluso considerándose inteligentes, calculadores y perspicaces, llegando a hablar decenas de idiomas y conseguir siempre atraer la atención de los hombres, incluso cuando se establecían conversaciones.
La contrapartida a los súcubos eran los íncubos, los cuales serían los demonios masculinos que seducirían a las mujeres, realizando las mismas acciones que los súcubos, a la par que llevando a las mujeres a un enamoramiento elevado que les permitiría aprovecharse de ellas.

Publicado por logotipedia_
Creative Commons By Sa


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado ¡deja un comentario!
Y si no te ha gustado o crees que nos hemos dejado algo ¡deja tu comentario! ;-)

en logotipedia_ utilizamos cookies, si continúa navegando acepta su uso. Más información sobre cookies.
Política de cookies +